Harantzago begira | Mira más allá

Salvar la brecha digital

Es sabido que la pandemia ha dejado al descubierto la desigualdad existente en nuestra sociedad. Prueba de ello es la brecha digital que se ha hecho más visible como consecuencia de la repentina irrupción de la tecnología en nuestras vidas. De la noche a la mañana, la atención presencial ha desaparecido de los servicios y ha sido sustituida por las comunicaciones telemáticas, agudizando las dificultades de muchas personas para ejercer sus derechos. En no pocas ocasiones, se trata de personas que ya se encontraban en situación de exclusión con lo que, una vez más, se cumple la máxima de que las crisis se ceban siempre en las personas más vulnerables.

A las dificultades económicas de muchas personas para disponer de dispositivos electrónicos y medios adecuados con los que realizar gestiones de manera telemática, hay que añadir la falta de competencias para desenvolverse en entornos digitales.

El cambio en el funcionamiento de la atención en Lanbide, el Servicio de Empleo Estatal, Gobierno Vasco, las oficinas de atención ciudadana o el Registro Civil, por citar sólo algunos ejemplos, ha convertido en imprescindible la cita previa a través de internet.  Y por ello, se hace necesario desplegar un mínimo de destreza digital a la hora de solicitar certificados de ayudas, libros de familia, padrones o justicia gratuita, entre otros.

Por esta razón, en el equipo de seguimiento social, desde el año pasado, se están desarrollando talleres formativos con familias del servicio de infancia y familia Baikaba, que necesitan aumentar su autonomía en el manejo de las nuevas tecnologías. En concreto, formamos a las personas para que, por lo menos a través del móvil, puedan navegar por las páginas web de la administración; realizar gestiones médicas en Osakidetza; trámites con Lanbide para actualizar documentación, solicitar ayudas (RGI y otras) o participar en cursos formativos; así como otras muchas cuestiones que implican la relación a través de internet con instituciones públicas o privadas.

Hasta ahora, los talleres (que se desarrollan con las perceptivas medidas de prevención marcadas por el Gobierno Vasco) están teniendo muy buena acogida, y esperamos seguir realizándolos a lo largo del año 2021, incorporando a personas usuarias del resto de servicios de la organización.